Comúnmente, este tratamiento de ortodoncia invisible solía ser demandado por adultos, más reacios a llevar ortodoncia tradicional. No obstante, a medida que ha ido pasando el tiempo, los adolescentes también han querido que su sonrisa sea única y que nadie se dé cuenta de que llevan ortodoncia.

    Hoy en día, los jóvenes ponen mucho énfasis en el aspecto físico, por lo que la ortodoncia tradicional no cala entre ellos. De ahí que Invisalign haya crecido adaptándose a sus necesidades y preferencias. La característica que destaca a estos alineadores es que son transparentes. Además de esto también destacan su comodidad y la posibilidad de retirarlos para comer o realizar cualquier actividad.

    No cabe ninguna duda de que la ortodoncia Invisalign corrige problemas dentales de igual forma tanto a adultos como adolescentes, a través de alineadores transparentes que se cambian cada una o dos semanas.

    Estos alineadores se hacen a medida del paciente para conseguir los mejores resultados. Además, son inapreciables para las miradas de los demás.

    Por lo que veis, Invisalign puede solucionar casi cualquier caso de maloclusión (separación entre dientes, mordida cruzada, apiñamiento…). No obstante, en primera instancia nuestro ortodoncista debe estudiar el caso y aconsejar al paciente sobre el tratamiento que más le conviene.